El Sol De Calingasta – EL DÍA DESPUES: El Valle Calingastino amaneció rodeado de un manto blanco de nieve